Persona

He vivido en las ciudades de Hamburgo y Barcelona. Después de hacer una formación profesional como profesora de danza en Hamburgo, me trasladé a Berlin en 1997 y trabajé en proyectos propios así como en compañías de danza-teatro. Dejé la danza al darme cuenta de que estaba continuamente observándome desde fuera, tratando de perfeccionar mis movimientos, y alejándome de lo que en realidad estaba buscando en el movimiento.

Después de parar de bailar, estudié cultura e historia norteamericana, pedagogía terapéutica y participé en talleres de escritura creativa.

En el 2003 conocí a una practicante del método Grinberg y empecé a tomar sesiones para parar el insomnio del que sufría en ese tiempo. Me fascinaron y me sorprendieron los cambios que tuvieron lugar en mi vida desde que había empezado a tomar sesiones semanales de Grinberg, que fueron mucho más profundos de lo que me había imaginado. Logré volver a dormir, y además descubrí la posibilidad de cambiar actitudes hacia la vida que había creído que eran parte de mi personalidad. Noté que también se pueden parar estados de ánimo que siempre había tomado como dados o como parte de mi manera de ser, y que se pueden parar no sólo a nivel mental, sino también físicamente y a nivel emocional.

El hecho de sentirme capaz de decidir cómo quiero ser, poder abandonar lo que creía saber de cómo soy yo y cómo son las otras personas, la opción de percibir mi vida de una forma nueva, me dieron la motivación y las ganas de enseñar estas herramientas a muchas más personas. En 2004 empecé los estudios para ser practicante del método Grinberg. Terminé los estudios en 2008 con el diploma internacional.

Me interesa el momento en que una persona se da cuenta de que está viva, es libre, tiene una voluntad y puede tomar decisiones. Este momento sucede en el cuerpo. Creo que los cambios empiezan en nosotros mismos, y que al empezar a cambiar nosotros, hacemos posibles los cambios en nuestros alrededores. Lo mágico y lo radical de éste método para mi es la autoresponsabilidad: significa darme cuenta que como persona adulta y básicamente sana, en cualquier momento yo decido qué hago con una situación dada, cómo respondo y cómo quiero ser en esa situación.

Vivo y trabajo en Berlin Prenzlauer Berg y ofrezco sesiones en español, inglés y alemán.

© 2013-2020 Anna Schmutte